Las mujeres padaung de Tailandia

Hace unos años, 5 para ser matemáticamente precisos, viaje a Tailandia con la idea de conocer sobre su rica historia y cultura pero sobre todo con una idea en la mente, conocer de cerca a los elefantes, pero para ellos viaje al norte del país, a Chiang Mai, localizado a 700 kilómetros de la capital tailandesa, Bangkok.

Madre e hija de la comunidad padung

Yo no quería montarme en uno de esos magnificos animales y pasearme por las calles. Al menos, quise pagar un precio justo y saber que estos paquidermos eran tratados con dignidad.

En el hotel donde me quede, me pasaron un folleto sobre una reserva de elefantes, donde por unas horas puedes caminar con ellos e incluso compartir un refrescante baño en el río.

Fotos: Jorge Jordán

De regreso al hotel una villa pequeña me llamó la atención y le pedí al conductor que se detuviese porque el lugar me recordaba a una típica comunidad indígena en la calurosa Amazonia peruana.

El conductor me explico, rápidamente que era posible visitar la comunidad de las “mujeres cuello de jirafa” previo pago.

Su comentario aumento mi curiosidad y no dude un segundo en pagar por mi ingreso a la comunidad.

Sin saberlo, estaba visitando una de las comunidades de las mujeres “padung”, quienes habitan el norte de Tailandia.

Por lo que pude averiguar, la mujer con la que conversé, me contó que el uso de esos collares, es una tradición ancestral de su pueblo, que las hace verse más atractivas y me desmintió que sus cuellos “sean más largo” al de los nuestros.

La presión de los aros, que están unidos como un solo bloque, presionan los hombros, lo que genera la sensación visual de “los cuellos largos”.

En esta comunidad viven unas 50 familias, esa tarde de 2016, recuerdo vagamente que vi muchas mujeres, algunas con esos collares dorados en el cuello e incluso niñas pequeñas vestidas en coloridos trajes, replicando la costumbre de su pueblo.

Las padung forman parte del grupo étnico Kayan, Karen o Karenni, una de las minorías étnicas tibeto-birmanas de Birmania que se compone aproximadamente de 7.000 miembros.

Durante la década de 1990, debido al conflicto con el régimen militar de Birmania, muchos miembros de ese grupo étnico huyeron a Tailandia.

Debido a su condición de refugiadas estas mujeres no están autorizadas a trabajar o incluso abandonar su comunidad.

Los anillos también adornan sus rodillas y tobillos.

Existe numerosa información sobre ellas en la internet, esta va desde asegurar que son “víctimas de la explotación” a que el gobierno de Tailandia les ha negado a una 20 el derecho a emigrar a Nueva Zelanda y Finlandia, pese a que estos países les otorgaron el estatus de refugiadas.



Categories: Asia

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: